Hace 30 años se fundaba la Asociación Pádel Argentino. Desde su fundación, la APA tuvo y tiene como objetivo estimular, promover y apoyar el desarrollo sostenible del Juego Pádel sumándose al Deporte, la Educación Física y la Recreación en sus múltiples manifestaciones; demostrando que es una manifestación social de gran arraigo, como también su capacidad de movilización, participación y convocatoria.

Su práctica es sin duda un importante factor para el desarrollo del ser humano en la integración social; contribuyendo al mejoramiento y mantenimiento de la salud psicofísica que se proyecta en inclusión social y a una vida más plena.

La historia del Pádel había comenzado a fines de los 70 en el Ocean de Mar del Plata y en Tortugas, pero el movimiento de idea fundacional se inició en Buenos Aires, en los años 82 y 83: con la apertura del San Juan Tenis Club y fortalecida en el Club San Jorge de San Isidro.

Por entonces, se juntó un grupo de amigos, deportistas y empresarios destacados, que tuvieron la iniciativa de fundar la entidad rectora del Pádel argentino, para iniciar su desarrollo Institucional en cada Provincia.

Desde la fundación de la APA el desarrollo del Pádel comenzó su trajín a nivel nacional e internacional. Se desarrolló el Grand Prix (el primer circuito de la historia del pádel). Se generó el inicio la relación deportiva con España. Se invitó al representativo español -en ese momento la  Agrupación Española de Pádel- a jugar en la Argentina los llamados encuentros Hispano Argentinos realizados 1987, 1988, 1989 en Mar del Plata y Punta del Este (Uruguay), y en Madrid, Bilbao y Marbella.

Posteriormente fueron convocados Enrique y Viviana Dellavedova Corcuera –creadores del deporte- al Primer encuentro Argentina-México en Buenos Aires. En 1991, la Selección Argentina viajó a jugar a Acapulco.

La Asociación de Pádel Argentino fue -junto a su similar de España- la fundadora de la Federación Internacional en 1991, cuando se invitó a Uruguay a formar parte. Luego se dio paso a los Campeonatos Mundiales FIP con el primer certamen, en Sevilla 1992. La APA organizó el II Campeonato Mundial en Mendoza 94, el IV Campeonato Mundial en Mar del Plata 98 y el VI Campeonato Mundial en Don Torcuato en el 2004.

Por entonces, el desarrollo del Pádel alcanzó a tener 40.000 canchas y 4 millones de practicantes en el país, en lo que se convirtió un fenómeno social argentino. Abalados por el éxito explosivo del Pádel todos los dirigentes de la APA fueron referentes de pasión, trabajo y gestión. Comenzó entonces el desarrollo del deporte en toda la Argentina y en las regiones Sudamericana, Panamericana y Mundial.

A este desarrollo internacional se sumó la elite de jugadores argentinos, referente de los mejores jugadores del mundo. La Industria Argentina desarrolló las mejores marcas de paletas que se utilizaban en nuestro país y se exportaban al extranjero. Se inventó y fabricó la primera cancha de cristal en Argentina… hoy más de 50 países practican el Pádel.

De la mano de varios dirigentes se apostó a la consolidación y promoción del deporte amateur en cada lugar de nuestro país. Se organizó el Primer Mundial de Menores FIP en La Plata, y dos en Buenos Aires. Iniciamos los Campeonatos Panamericanos de Mayores y Menores, Sudamericanos de Mayores y Menores.

Actualidad

Hoy la APA la integran asociaciones, uniones, federaciones, agrupaciones, y más de 80.000 deportistas compiten a nivel municipal, provincial, nacional e internacional.

Con el objetivo de realizar proyectos y acuerdos que beneficien a deportistas, dirigentes e instituciones afiliadas, la APA interactúa con otros sectores como: educación, deportes, turismo, salud, transporte, hotelería, seguridad.

El Pádel argentino resulta uno de los modelos más exitosos del Deporte en Argentina, dentro de una familia deportiva de 125 especialidades olímpicas, panamericanas, sudamericanas.

Nuestro Continente representa hoy el 30% de países que integran la Federación Internacional, de nosotros depende que nuestra región se posesione en el desarrollo de más países que lo practiquen, socialmente en cantidad y calidad.

Hay mucho para hacer Institucionalmente, internamente y externamente. El partido de los próximos años tendrá que jugarse en infraestructura, logística canchas de última generación y recursos gubernamentales con incentivos al desarrollo en parques comunitarios o polideportivos son las manifestaciones de temas que marcaran un salto de cantidad y calidad.

El objetivo principal en esta etapa del 2018 es de cooperar a reconstruir un Plan Nacional del Pádel, el Deporte y la Educación Física, donde se expresen los valores humanistas de nuestro ser nacional.

Las experiencias de vida deportiva de este joven deporte hacen que la participación dirigencial sea un eje de gestión. Este es el momento de un nuevo desarrollo de Pádel argentino con futuro comunitario.